El especial de  la Revista MIVINO del mes de junio «En busca de la uva perdida», dedicado a los viticultores y bodegas que rescatan con valentía y defienden con orgullo variedades casi extinguidas de las uvas propias de cada lugar, nos sorprende gratamente con la selección de varias elaboraciones de Viñátigo, bodega pionera durante casi tres décadas en la defensa y recuperación de las variedades canarias en sus vinos.

En el reportaje se hace mención destacada al proyecto de Bodegas Viñátigo y de nuestro director Juan Jesús Méndez, como ejemplo de cómo conseguir un mosaico sensacional de monovarietales autóctonos que hablan del delicioso sabor de nuestra tierra Canaria. «Esfuerzo, convencimiento y fe en el fruto que da la viña son los valores con los que se pueden describir a estos valientes«, destacan los autores de MIVINO.

En este especial «En busca de la uva perdida», se recopilan varias muestras de elaboraciones donde se da a conocer el carácter de las uvas menos conocidas de nuestro país entre las cuales se encuentra nuestro Viñátigo Gual 2017, Viñátigo Marmajuelo 2018 y nuestro Viñátigo Negramoll 2017.

Comparte #Viñátigo