Geoffrey Dean, en la actualidad, es uno de los más aclamados críticos del sector a nivel mundial. Aparte de ser juez en el International Wine Challenge y en los Decanter Wine Awards, Geoffrey escribe para varias publicaciones del mundo del vino como «The Drinks Business», «Harpers Wine & Spirit magazine», «Wine-Pages», o cómo en esta ocasión, en «The Buyer«, un nuevo portal dedicado a conectar proveedores y clientes en el sector premium «on-trade» de vinos, cervezas y licores.

El periodista británico visitó durante cinco días la isla de Tenerife para comprobar de primera mano y según sus palabras » … el vino que se elabora desde el siglo XV y por el cual eran conocidas las Islas Canarias, donde los viñedos más altos de la UE y el suelo volcánico se combinan para producir un terroir ideal.«

Geoffrey Dean

Geoffrey Dean

 

Geoffrey Dean desgrana la actualidad del sector en la isla con unas 6.500 hectáreas de viñedo, de las cuales sólo el 5% de su producción total, se dedica a exportación debido a la gran demanda interna tanto de consumidores locales como del numeroso turismo de la isla, que se encuentran con una excelente relación calidad precio.

El autor explica como la diversidad de suelos y y la riqueza varietal de la isla es lo que explica que existan cinco denominaciones en la misma a diferencia del resto de las Canarias dónde sólo hay una por isla.

Aunque para muchos productores, y de cara a la exportación, se hace necesaria la existencia de la DOP Islas Canarias – Canary Wine como marca genérica común que posee un alto grado de conocimiento y valoración en los mercados exteriores.

Juan Jesús Méndez

Juan Jesús Méndez

Geoffrey Dean concluye su reportaje con una selección de productores y vinos de la isla que pudo catar y que destacan por su calidad y que auguran un brillante futuro vitícola para la isla. En la selección de Geoffrey destacan varias elaboraciones de Viñatigo de las cuales transcribimos su notas:

Vijariego Blanco 2018. Fermentado en barrica y recibiendo batonnage durante seis meses mientras estaba en las lías, es complejo y concentrado con un cuerpo amplio pero con una acidez fresca. Su pH es tan bajo como 2.9, lo que lo confirma como la variedad con mayor acidez en Canarias.

–  Viñátigo Ensamblaje Tinto 2018.  Una mezcla de Tintilla, Baboso Negro, Negramoll y Listán Negro. La fruta roja y negra, junto con unos taninos suaves, sustentan un vino complejo, concentrado y largo, con potencial de envejecimiento.

–  Viñátigo Ensamblaje Blanco 2018.  Compuesto por cinco variedades: Gual, Marmajuelo, Vijariego, Malvasia Aromática y Verdelho.

Elaboraciones Ancestrales Blanco 2017.  Gual también se usa para hacer un vino «naranja» llamado Elaboraciones Ancestrales Blanco 2017 que se deja fermentar con las pieles durante un mes.

Viñátigo Malvasía 2009.  Un complejo vino dulce.

*Puedes leer el artículo oríginal «The Buyer on the Road: Journey to the centre of Tenerife» publicado en The Buyer.